Ser músico hoy (mi visión de la música o por qué estoy donde estoy) -9-

¿Por qué ser músico hoy? ¿Para qué? ¿Hasta cuándo?

Hacia una nueva era de la música popular.

proweek_nestor

El fin de semana que viene se celebra en Castellón la primera edición del Proweek. Una feria de música que pretende ser un punto de encuentro entre todos los agentes vinculados con el mundo de la música: desde promotores hasta medios de comunicación, pasando por sellos discográficos, músicos etc.

Un paso más en ese camino que nos lleva a una nueva era de la música popular.

Una nueva era donde habrán (ya los hay) escuelas de Rock para músicos, masters universitarios de rock para agentes, promotores, distribuidores, discográficas etc. Talleres personalizados para construir y reparar instrumentos aparatos etc. Cursos de formación profesional para ser técnico de sonido etc. Conferencias y charlas para aprender a ser crítico musical…

La industria de la música se hace mayor, no ya mayor de edad, no, se hace mayor-mayor, de entre 45 y 55 años, ese resquicio de rebelión juvenil ha quedado postegardo a un finísimo hilillo que apenas es perceptible para la gran mayoría.

Ser un profesional de la música hoy ya no es una lotería. Nuestros hijos, primos, sobrinos ya no han de temer a sus padres, esta sería su conversación entre 1975 y 2005:

Hij@: Papá, quiero ser músico.

Padre/madre: ¿qué quieres, ser un golfo toda tu vida? Estudia y sácate una carrera de verdad y deja de hacer el idiota.

Madre/Padre: Y si no quieres estudiar te pones a trabajar.

Ante esta situación hij@ montaba su grupo en la clandestinidad absoluta, se sumergía en el inframundo de los garitos nocturnos y peligrosos, guardaba sus intrumentos en su local de ensayo y, o bien trabajaba de algo que no tenía nada que ver con la música, o bien estudiaba algo que no tenía nada que ver con la música, finalmente, si tenía mucha suerte, alcanzaba el éxito y se cagaba en los muertos de todos aquellos que no habían creído en él, si no, acababa por vender sus instrumentos y se resignaba a olvidar su pasado roquero.

 

Conversación Padre/madre con hij@ en 2015:

Hij@: Mamá, quiero ser músic@.

Padre/Madre: seguro hij@, mira que son muy pocos los elegidos.

Madre/Padre: además mira qué vida, si tienes suerte ya no tendrás ni un fin de semana libre, con lo que a ti te gusta pasarte los fines de semana tirad@ en el sofá viendo series.

Hij@: Papá, mamá, pero es que ahora las cosas han cambiado, sé que es complicado ser músic@, pero mirad, este fin de semana me han invitado a tocar en el proweek de castellón.

Madre / Padre: ¿el proweek?

Padre / Madre: que no te enreden hij@.

Hij@: que no, que no, no es nada chungo, todo lo contrario. Voy a tocar y van mogollón de promotores, discográficas y medios de comunicación. Vamos como una feria del mueble, pero de música.

Padre / Madre: ¿una feria de música?

Madre / Padre: ¿una especie de encuentro profesional?

Hij@: eso es. Hay de todo. Es como un reflejo de toda la industria musical. Allí van todo los profesionales vinculados con el mundo de la música para conocerse e intercambiar experiencias.

Padre / Madre: pero entonces, esto de la industria musical va en serio.

Hij@: y tanto, eso es lo que os quería comentar, si lo de ser músico no me sale bien, siempre puedo currar de algo relativo al mundo de la música, que es lo que me gusta. Mirad (hij@ les enseña unos folletos): cursos de formación en ingeniero de sonido, talleres de periodismo, master en gestión musical etc.

Madre / Padre: la leche, pero aquí hay futuro.

Padre / Madre: si mi padre hubiese sabido esto no hubiese tenido que esconder mi guitarra en el local de ensayo.

Hij@: claro que hay futuro, está todo por construir, por eso había pensado que el año que viene me gustaría irme a Boston.

Padre / Madre: a Boston a qué.

Madre / Padre: con lo bien que se está en Valencia.

Hij@: quiero hacer un master de songwriter en la Berklee School of Music.

Padre / Madre: pero si hace nada que abrieron una escuela de esas aquí, en Valencia.

Hij@: ya pero allí está el songwriting departament, mirad (les enseña la página web en una tablet): https://www.berklee.edu/songwriting

Madre / Padre: por eso te has puesto las pilas con el ingles este año, ¿eh, hij@?

Padre / Madre: Y, ¿cómo te lo vas a pagar?

Hij@: pues currando de técnico de sonido, montando bolos, tocando, vendiendo discos, grabando a grupos nuevos etc.

Padre / Madre: hij@, sé músico.

Madre / Padre: sí, hij@, adelante.

Hij@: gracias, gracias.

 

Y padre, madre e hij@ se funden en un abrazo.

Fin

 

cartel_nestor_proweek

 

 

cuando hablen con ellos y les digan: Papá, mamá, quiero ser músico. No, ese peligro ya no existe porque cuando el padre o la madre conteste: ¿músico? de eso no se puede vivir. Esos nuevos hijos contestarán, sí, papá, si no me sale bien lo de ser músico, hay toda una industria detrás en la que puedo encontrar trabajo. El hijo, o hija, podrá enseñarle a sus padres toda una serie de estudios, de todo aquello citado más arriba, para que los padres se tranquilicen.

Hacer industria, hacer cantera, consolidar un nuevo modelo donde la formación y la normalización de las diferentes profesiones ligadas al mundo de la música es el eje fundamental.

 

 

 

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: