Ser músico hoy (mi visión de la música o por qué estoy donde estoy) -8-

seguidas_libretas

Las Canciones y sus letras.

¿Por qué ser músico? ¿Para qué? ¿Hasta cuándo? ¿Cómo?

El otro día fui al local de ensayo. Por allí andaban Landete y Rafa arreglandolo y sacando trastos. Como para un parto, están dejando el local preparado para empezar a componer los temas del próximo disco.

Rafa dijo algo bastante interesante mientras sacaba una carpeta llena folios. “¿Son tuyos estos folios?”, le decía a Landete. “Mira que poner acordes lo puede hacer cualquiera pero hacer buenas letras de canciones…”

Parecía que no había dicho nada, pero, Rafa, había dicho ahí mucho. ¿Por qué ser músico? ¿Para qué? ¿Hasta cuándo?

Cada uno pone un peso específico a su adicción musical. Cada uno busca el motor específico que le va a permitir sustentarse en el tiempo, afrontar los vaivenes, resucitar.

Para mí, como músico, hay dos cosas fundamentales, dos cosas por la cuales estoy aún hoy en día enganchado.

Antes podría decir unas cuantas por las cuales me lo habría dejado hace mucho tiempo: hacer un punteo a 120, tener un superchorro de voz, ser espídico y espasmódico en el escenario, tocar un bajo de cinco cuerdas etc.

Hace algunos años también habría incluido la teoría musical ya que pensaba que todo lo que tenía que aprender tenía que venir de escuchar hasta el infinito a Bob Dylan y Neil Young, pero por suerte se me pasó el calentón y me puse a buscar nuevas construcciones de acordes, y consecuentemente nuevas formas de hacer canciones.

Lo cierto es que desde que empecé a “estudiar música” mi camino como compositor ha sido un calvario. Eso que le decía a Rafa en el local a Landete de que todos sabemos poner acordes es cierto, pero, ¿cómo, por qué, para qué, en qué dirección? Con lo fácil que era hacer canciones con Lam, Do y Sol (Eso sí, con fingerpicking)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alguna vez alguna persona ha comentado que bien, está muy bien todo esa justificación filosófica que acompaña mi música pero que al final lo que queda es la música y la música o bien te llega o bien no, o bien es buena o bien no. Bien pues por esto escribo este blog. No es tan sencillo, no es tan sencillo encontrar el camino. No es tan sencillo encontrar la veta de la que vamos a extraer el oro con el que asentar nuestra carrera como músico. No es tan sencillo decidir pasarte el resto de tu vida haciendo canciones con Lam, Do y Sol (con fingerpicking) y estar contento y convencido de ello.

Porque lo realmente complicado es encontrar respuestas cuando uno solito se enfrenta al abismo, le pregunta y no recibe respuesta. Entonces antes de saltar tenemos que pensarlo muy, muy bien. ¿Por qué y para qué hacer una nueva canción? ¿Por qué y para qué? Y, ¿hasta cuándo?

Ya he dicho antes que tengo 43 años, ¿no?, sino lo repito, tengo 43 años, ya no puedo ir a las bravas por ahí como si el tiempo fuese infinito, así que lo que voy a hacer, volver a sacar un disco, (¡Volver a sacar un disco!, ¿de verdad?, ¿por qué, para qué?) tiene que ver con las dos razones por las que aún me mantengo en la música y esencialmente tienen que ver con un reto personal: escribir mejores letras de canciones en cada disco y hacer canciones que me planteen un reto personal, o bien porque soy capaz de componerlas y no de tocarlas, o bien porque al componerlas me doy cuenta de que nunca hasta entonces habia hecho algo así y que el resultado, al escucharlo, me sorprende y me gusta, me tiene que gustar mucho, mucho, mucho, tanto como para dar un paso hacia el abismo y saltar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En este momento, como muestran las fotos que he puesto en esta entrada estoy escuchando los borradores de las canciones que me han hecho saltar al abismo. Aún me puedo pegar un hostión porque esta vez he saltado sin tener claras la letras. Quiero decir, que aún es posible que entre dentro de un bucle infinito del que no vaya a salir jamás. Aunque teniendo el armazón es menos probable. Teniendo la textura estética de las canciones es menos probable. Teniendo la dirección sónica de asunto es menos probable.

No ha sido una batalla sencilla crear ese armazón, no solo por la consistencia musical sino también por el calentamiento de cabeza que me ha supuesto encontrar el revestimiento de la música. Encontrar una evolución de mi disco anterior que me aproximase a un estilo de música más concreto y definido. En otra entrada hablaré de cómo he conseguido ese revestimiento. De esa otra pata que quizás he obviado y que me ha ayudado a saltar una vez más al abismo de la composición musical. Efectos para la voz y la guitarra que me han permitido encontrar un nuevo sonido.

Pero ahora estoy ante ese gran, gran, reto que ,para mí, son las letras. Por eso ando todo el día escuchando los borradores de mis canciones, no hago más que pensar a dónde quiero llegar textualmente con todo esto. Qué es lo que voy a contar con mis letras, ¿por qué? ¿para qué? y ¿para quién?

¿Volveré a intentar una historia global narrada por diferentes voces en cada una de las canciones? ¿Un tema global? O tendrán cada una de las canciones una identitad independiente. ¿Evitaré, como en La disolución doméstica, la rima; o buscaré la rima como eje de la narración? Lo que sí que sé es que al igual que este disco no será un disco de Lam, Do, Sol (con fingerpicking), las letras tampoco serán ni poesía abstracta, ni sonidos guturales, ni palabras muy bonitas o muy feas conectadas sin sentido para ser propulsadas por una garganta profunda, no hablarán de nada. Hablarán de algo, seguramente de amor y desamor, seguramente de cosas bastante cotidianas, me gustaría poder volver a contar alguna historia cotidianda como las de La disolución doméstica, aunque no sé si seré capaz. Quizás en vez de crear personajes me tenga que centrar en mí mismo como personaje. Aún no sé, empieza el reto de escribir las letras de las canciones, comprendo perfectamente que quien tiene una supervoz, o toca un instrumento como Dios, se dedique a ser intérprete, yo, seguramente, si fuese buen instrumentista no haría nada de todo esto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: