En el país de los listos el tonto es el rey.

 

Mis hijos se hacen mayores, empiezan a tener gustos personales, gustos musicales personales. Por suerte nunca fueron muy pesados con la temática musical para niños. Hemos oído a Dani Miquel, sí, pero no ha sido para nada algo obsesivo. Durante estos años hemos podido escuchar la música que nos gustaba, a ellos parecía no molestarles, aunque a veces pedían algo más de ritmo, algo más rock. Con batería…

Taylor Swift (Shake it off)

Noto que voy a ser poco creativo con esta entrada. No tengo una idea concreta. Más bien un marasmo de ideas que circulan por mi cabeza. He venido a  hablar de esto pero voy a hablar de aquello.

Me gustan las entradas redondas, en ocasiones me paso meses rumiando una idea. De ese proceso de maceración surgió una de las entradas que más me gustan: la que escribí sobre las manos de mi hijos.

Bruno Mars (Uptown Funk ft.)

Lo que sí que sé es cuál va a ser la banda sonora de esta entrada. Las iré colocándo estratégicamente, entre párrafos, para desengrasar el chuletón que planteo que os comáis leyéndome: TENEMOS QUE VOTAR.

Tenemos que votar. Tenemos que votar. Tenemos que votar. Para frenar a la derecha. En España siempre estamos frenando a la derecha. Es un sinvivir. La derecha nunca nos ha dejado vivir tranquilos, intentamos pisotearla pero acaba renaciendo, ¿con más fuerza? No, con la misma. De igual manera que la derecha no pudo eleminar a catalanes y vascos, lo contrario también es imposible. Nos empeñamos en no querer verlo pero lo cierto es que es un equilibrio. Nunca ganaremos, ni ellos tampoco.

Este se equilibrio se parece al que permite a una estrella brillar, la energía generada hacia afuera compensa la presión de la fuerza de la gravedad hacia adentro. Así es como sobrevive una estrella. Los problemas llegan cuando la fuerza de la gravedad es demasiado fuerte y las particulas de hierro, o las más pesadas, dejan de generar la energía necesaria que compense la fuerza de la gravedad. Es entonces cuando la estrella se colapsa. Explota. Y, ahora lo sabemos, nace un agujero negro.

 

Katy Perry (Swish Swish)

Me parece que el simil es perfecto. La fricción, la existencia del enemigo/adversario/ciudadano, la conquista del territorio mínimo es el objetivo. Existir, batallar, luchar milímetro a milímetro por nuestro espacio. Quien crea que en la batalla vital hay una horizonte de paz, tanquilidad, felicidad y estabilidad es un iluso, un deshinibido.

Supongo que a un creador dotado se le distingue por la capacidad de no repetirse. La fórmula da el éxito, al mismo tiempo esclaviza. El creador puede sentir terror por la repetición, por la reiteración, por acudir siempre a los mismos recursos, a la zona de confort, “mmmm, ya estoy aquí otra vez, tan a gustito.” Pero hay disparadores. Y, después de los disparadores, ¿qué? Pues empieza el trabajo de verdad. Entonces, ¿se escribe escribiendo o se escribe pensando en lo escrito?

Daft Punk & Pharell Williams (Get Lucky)

Hay que votar. Sí hay que votar pero no solo del voto vive la democracia. Es verdad que todos tenemos una opinión. Y es verdad que todos somos muy muy listos e inteligentes. Unos más que otros, es verdad, pero todos muy listos. Quién no tiene un amigo o amiga que nos dice: es que tal persona es un genio, o tal otra una genia, o aquel de más allá es de una inteligencia… A veces tengo la sensación de estar rodeado por multitud de personas que poseen una inteligencia superior, de estar rodeado de genios, y eso que vivo en Valencia, una ciudad pequeña, no quiero ni pensar lo que será vivir en New York…

Pero aún asumiendo que viva en una ciudad copada por genios, la democracia no se defiende solo con palabras, ni con ensayos filosóficos, ni con artículos. Ni con votos. La democracia, esa parcela que la mayoría de los genios que me rodean tienen clara que hay que proteger, se defiende con hechos. Con movimiento, saliendo de casa y poniéndose a trabajar por el bien común: ese deporte tan poco practicado por la sociedad civil española en general y por la valenciana en particular. Y es que a los genios les cuesta moverse en un entorno de participación social. Se suelen parapetar tras sus despachos, tras su trabajo, para justificar su aportación a lo social. Eso de arremangarse, de trabajar mediante el voluntariado social, no es cosa de genios, los listos no hacen eso…

Nos sorprendemos de que la extrema derecha tenga representación, a mí, no, ellos no pecan de soberbia, su tiempo libre lo dedican a defender, de manera altruista, la parte de la democracia que creen que les pertenece.

¿Queremos contenerlos? Arremanguemonos como lo hacen ellos. Pongámonosos a trabajar por el bien común que deseamos defender. Defendamoslo con el cuchillo entre los dientes, con nuestra vida, con nuestro precioso tiempo, con nuestro dinero, el poco que tenemos. Ellos tienen claro lo que quieren, tienen claro que van a votar, tienen claro que van a salir a por todas, saben lo que se están jugando. Nosotros no podemos seguir dudando. Es momento de pasar a la acción. De justificar nuestras opiniones con actos, con movimiento. De seguir exigiendo resultados pero no sentados desde una poltrona, no, llevando a cabo acciones que muestren el camino a seguir, que muestren cómo queremos que sean las cosas. En el país de los listos el tonto es el rey porque es el único que está dispuesto a moverse por lo que cree. ¿Quién es entonces realmente el tonto en esta historia?

Ryan Adams (Shake it off)

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: