La cultura como cuestión de estado (también para l@s bibliotecari@s)

PVFLL

Nunca pensé que llegaría a escribir las siguientes palabras: l@s bibliotecari@s y l@s músic@s valencian@s (quizás también sea extensible al resto del estado) tienen en común algo que determina su situación de insatisfacción profesional: han dejado en manos de otros actores las decisiones importantes que delimitan su marco profesional.

Para el caso de l@s músic@s: promotores, productores, gestores culturales, managers, críticos etc.

Para el caso de l@s bibliotecari@s: editores, libreros, políticos, gestores culturales, dinamizadores etc.

Ambos comparten, músic@s y bibliotecari@s, algo más, siendo el centro de su  universo deberían ostentar el poder, sin embargo aún siéndolo carecen de voz o apenas se les oye.

¿Sabéis por qué les pasa esto?, yo os lo diré: no hablan entre ellos de las cosas importantes, cuestiones que les afectan directamente y que dificultan la consolidación de una carrera profesional.

A partir de aquí ya me centro en el mundo bibliotecario, en anteriores post ya reflexioné bastante sobre el fin de la concepción de músico tal y como se entendía hasta más o menos principios del siglo XXI.

Ser bibliocari@ tiene un problema de origen: da igual lo que hayas estudiado, da igual la cantidad de empresas para la que hayas trabajado, para hacerte bibliotecari@ has de conseguir un puesto de funcionari@ (no es el único camino, lo sé, sé de una amiga que se va a tirar de los pelos cuando lea esto). La mayoría de bibliotecari@s que conozco son funcionari@s. Pueden ser funcionarios del Estado (Diputación), funcionarios municipales (Ayuntamientos) o funcionarios de la generalitat (Generalitat Valenciana). También pueden ser funcionarios de las Universidades o de la Unión Europea. He dejado estos dos últimos de lado porque me voy a centrar en reflexionar sobre la biblioteca pública, que es lo que más conozco ya que llevo currando en una desde el 2009.

Aquí van a aparecer dos términos muy importantes uno incumbe a todo el ámbito cultural: La cultura como cuestión de Estado (de Comunidad Valenciana para nuestro caso) y la jaula de “oro” (término que aprendí en un taller de teatro cuando hablaban de los actores subvencionados por el estado alemán para hacer de por vida clásicos del teatro alemán o no) en referencia a conseguir un puesto de bibliotecari@ convirtiéndote en funcionari@.

Convertirte en funcionari@ es un poco como darle parte de tu alma al diablo. No compites por un puesto específico, a lo mejor has estudiado para ser documentalista, o te apasionan las bibliotecas juveniles, pero cuando te sacas una plaza es posible, sobre todo en la Comunidad Valenciana donde aún ahora no se han separado las especialidades de Bibliotecas y Archivos, que te toque, por ejemplo, trabajar en el archivo central de la Generalitat Valenciana… Ya puedes quemar tu certificado de máster, tú sí que te lo has sacado, y todos los cursos de literatura y dinamización infantil y juvenil que te hayas sacado.

¿Incongruente? No, es la función pública.

Bien, estás trabajando en tu archivo central de la Generalitat, no  has quemado tu certificado del máster, tampoco los cursos de especialización, es más has seguido formándote en ese sentido… Da igual lo que hagas, estás en la cárcel de “oro”. ¡Eres funcionari@! Tienes que estar agradecid@, tu madre y tu padre están contento de que tengas un curro de por vida. El banco te dará la hipoteca deseada… Pero, recuerdas que has vendido parte de tu alma al diablo. Hay un truco: eres prescindible, sustituible, tu trabajo no se verá valorado más que, en el mejor de los casos, momentáneamente, no hay una razón clara para ello, ni tan siquiera es seguro que pase, pero si pasa tendrá que ver con que hayas conseguido formar parte de los intereses de alguno de tus superiores para conseguir sus fines. También te puede pasar lo contrario: formar parte de lo que hay que eliminar para que tus superiores puedan conseguir sus fines.

Me podréis decir, y con razón, esto te puede pasar también en el sector privado, sí, pero quién diablos se pasa siete años estudiando para conseguir un puesto de trabajo haciendo un examen en el sector privado. Ese examen te garantiza algo: vas a cobrar dignamente. ¿Quién me inculcaría el deseo, la necesidad, de sentirme realizado en el trabajo? La cárcel de “oro”. O por qué es tan complicado conseguir la realización profesional dentro de la función pública.

ciutat lectora

Pero me estoy desviando del tema, o quizá no. La cultura como cuestión de Estado. Qué es la cultura como cuestión de Estado. Algo muy sencillo de decir pero muy complicado de poner en práctica. Estoy hablando del sector de las bibliotecas públicas pero podría servir para cualquier otro sector bibliotecario, o cultural, música, cine, teatro, poesía etc.

Que la cultura, que las bibliotecas fueran una cuestión de Estado (algo normal en países como Alemania, Francia, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos de América etc.) para los partidos que gobiernan debería pasar por la creación de un plan estratégico. Sí, sé que se está intentando llevar a cabo uno pero elaborado por…. los editores valencianos. Recuerdan lo que decía al principio de que alguien toma las decisiones por nosotr@s, l@s bibliotecari@s, pues eso, que evidentemente al hacerlo ellos se están dejando de lado, sin solucionar y sin tener en cuenta muchos problemas de base del funcionamiento de las bibliotecas públicas.

Voy a enumerar a continuación unos cuantos muy básicos a ver si Dios Misericordioso (soy laïco) me escucha y logramos que aunque sea mediante lo editores se tengan en cuenta:

  1. Planificación de actividades de dinamización lectora contando con las experiencias de l@s biobliotecari@s en grupos de trabajo sobre el tema. Estas actividades deberán poder funcionar al margen de los personalismos (a ver si podemos limitar que los grandes proyectos bibliotecarios estén sujetos a existencia de una persona y que éstos desaparecen cuando desaparece la persona).
  2. Creación de nuevos espacios bibliotecarios para nuestros usuarios acordes con nuestros tiempos. Por favor, no más chapuzas, llamemos a diseñadores y arquitectos especializados en bibliotecas que para eso están.
  3. Formación de trabajadores. Es muy importante formar, no solo a l@s bibliotecari@s, que también, a subalternos y auxiliares y explicarles con grandes letras que: trabajar en una biblioteca es una cuestión de Estado.
  4. Formación de cuadros gerentes y políticos. Sí, este grupo también necesita ser formado, necesita saber como funciona el mundo bibliotecario, saber hacia dónde se dirige y cuales son los retos y poner los medios económicos y de personal (ya sé que es lo mismo) necesario para conseguirlo.
  5. Concienciación, sensibilización y visibilidad de la biblioteca pública del futuro y de sus servicios.

A veces la gente viene a las bibliotecas públicas y agradecen las actividades que ven, lo que no saben es todo el curro que hay detrás. Trabajar, innovar, en la función pública, es algo parecido a un milagro. Hay que batallar con administradores, gerentes, políticos, trabajadores etc. Pero todo esto sería más fácil si el desarrollo de una red moderna de bibliotecas públicas fuese tratada como una cuestión de Estado.

Un impulso desde arriba de este tipo ayudaría a romper la cárcel de “oro” de l@s funcionari@s bibliotecari@s, los sacaría de su letargo e incomunicación y los llevaría quizás a retomar el control de decisión en su sector. Lo que sí se conseguiría, y este es el verdadero fin último, es dar a los usuarios los servicios que cualquier biblioteca pública moderna del siglo XXI está ofreciendo en los países antes mencionados: Francia, Alemania, Gran Bretaña, Canadá, EEUU etc.

No nos quedemos por más tiempo de brazos cruzados.

bibliotecarios
Bibliotecarios explicando sus experiencias de animación lectora en sus respectivas bibliotecas públicas (o no) sin que estuvieran presentes: políticos, gerentes de instituciones culturales, auxiliares o subalternos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: