Ser músico hoy (mi visión de la música o por qué estoy donde estoy) -17-

La batería, la percusión y el electribe.

A veces pienso que la batería es un instrumento infernal para la música.

No hace tanto tiempo que llegué a esta conclusión. Y no es que piense esto todo el tiempo pero el mero hecho de que esta reflexión haya aparecido en mi mente significa algo.

Digamos que ya intuía algo cuando grabé algunos temas de De l’amour à l’abîme.

En este disco solo hay cuatro canciones que llevan batería (Sans ton regard, Ce coin, Sans futur y Voyage au bout de la nuit), en las restantes la base rítmica se apoya en la percusión: Dans les rues, Route 66, Mogambo le tigre vert, Fin de fête, De l’amour à l’abîme, Le gardien de tes pas, Au revoir les enfants, Paris, Madrid, Barcelonne, Dublin.

Rectifico, no es que en estas canciones no hubiera batería, lo que pasó es que la batería fue tocada como si fuese, no uno solo, sino muchos instrumentos de percusión, cajas, bombo, timbales y platos tocados de forma deconstruida. Es verdad que también utilicé panderetas, cascabeles, maracas y todo tipo de instrumentos de percusión complementarios, pero en ninguno de ellos toqué la batería completa. Para eso tenía que llamar a un baterista. Para la perscusión, por contra, siempre me las he apañado bien.

Mi relación con la percusión se remonta nuevamente a uno de mis primeros grupos, Rocaviva (aclararé en este post que yo pertenecí a esta formación en su primera etapa, antes de irme de Erasmus a Poitiers y de que entrara Paco Luna a sustituirme, fue esa segunda formación la que fue elegida para el Circuit Rock). En aquella primera formación hacíamos muchas versiones, una de ellas de los Ten Years After, una que tenía un solo de unos 10 minutos, yo tocaba la pandereta durante esos 10 minutos de solo, cada vez más rápido, cada vez más rápido. Si crees que es fácil, intenta tocar la pandereta 10 minutos seguidos a toda leche sin perder el ritmo.

Estoy hablando de mi relación con la percusión. Durante estos primeros años, a pesar de saber tocar una pandereta durante más de diez minutos a toda leche, para mí, la batería seguía siendo la reina. Amaba al batería de los Doors y a Charlie Watts porque eran capaces de navegar con las olas, de subir y bajar de intensidad, de interpretar la necesidades de una canción y de acompañarla de la manera más beneficiosa posible. (L.A. woman; Midnight Rambler)

A pesar de que he amado la batería, desde que escuché a los Beach Boys se empezó a instaurar en mí esa idea de que, como he dicho antes, intuía, es un instrumento infernal para la música.

Solo tenéis que oir las cuatro siguientes canciones para daros cuenta de que nunca podrían haber visto la luz si se hubieran tocado con una batería, pero tampoco hubiese podido existir sin esos prodigiosos arreglos de percusión (cito estas cuatro de los Beach Boys pero podrían ser muchas más):

  1. God only knows
  2. Wouldn’t it be nice
  3. Good vibration
  4. Surf’s up

Tomé conciencia de la importancia de la composición musical a partir de los arreglos de la percusión después de publicar La disolución doméstica.

Era verano, tenía por delante de mí más o menos un par de horas o tres casi cada noche durante un par de semanas, no me sentía inspirado para escribir nuevas canciones pero quería probar a aproximarme, en la medida de mis posibilidades, a escribir algo que se acercara a una composición instrumental construida a partir de la idea de trabajar con elementos de percusión.

Ese experimento culminó con la composición de una “suite” que para mí marca un antes y un después de ver mi propia música.

La suite Brian Wilson 05.

Ahí no solo se juntaron los arreglos de percusión, también los de vientos, cuerdas etc. Otra canción que no hubiese visto la luz de haber tenido que pensar en términos de batería…

Y bueno llegamos al ahora. Y podréis pensar, ¿qué tiene que ver la batería y la percusión con el Electribe?

Bueno, pues el electribe es el puente entre la batería y la percusión acústica. El Electribe es el elemento que me va permitir, eso espero, unir estas dos facetas de mi idea de la composición y llevarlo al terreno de la composición de la canción.

Junto a Julia llevamos un par de semanas trabajando con el aparatito. Yo llevo desde navidades creando bases para las nuevas y antiguas canciones. El miércoles pasado vino Santi Serrano al ensayo y al oir la nueva intención de los temas le dije: no te preocupes, tenemos un reto ante nosotros, vamos a ver cómo lo resolvemos, vamos a divertirnos resolviéndolo. Seguramente la resolución estará en ver la batería no ya como un todo sino como un instrumento deconstruido como un instrumento de instrumentos que se puede tocar por partes como si en vez de estar en un grupo de rock estuvieras en una orquesta filarmónica.

electribe

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: