La poesía & la muerte

Al abrir un libro de poesía siempre llego a la misma conclusión: en un libro de poesía solo debería haber un poema.

De hecho recuerdo las clases de literatura en el colegio como un eterno retorno sobre un mismo poema, no recuerdo cuál, en cambio recuerdo la imagen o la metáfora del Albatros y el estado del poeta denominado Spleen, que para mí acabó significando una especie de eterna tristeza o semidepresión.

Pienso que un poema necesita de todo el tiempo y de todo el espacio. Repito, todo el espacio y todo el tiempo. De hecho, los poemarios deberían estar prohibidos. Deberían prohibir a los poetas escribir más de un poema por libro. No te quiero ni contar la utilidad de una antología poética. ¿Para qué?

No, la poesía lleva años sobre un soporte equivocado.

Quizás, antes, cuando no había televisión, cuando no había radio, cuando no había cine, cuando no había video, DVD, internet, quizás, y solo quizás, tenía sentido publicar un poemario o una antología poética, y no solo eso, quizás la poesía nunca debió imprimirse. Quizás nunca debió dejar la expresión oral.

En un mundo estresado y mercantil reclamando un poema oral e infinito, una locura, sin duda.

Un único libro, con un único poema, acompañado de una pista de audio donde el poema estuviese recitado por alguien que supiera recitar e interprestar; un único poema acompañado por toda una serie de “pistas”, indicaciones, coordenadas, mapas, itinerarios vitales, experiencias, diarios, imágenes, toda una ruta que nos permita comprender la destilación de la idea, la selección de las palabras, la construcción de esa frase única y última. Esa frase con la que nos va la vida. Porque, de qué sirve la poesía si no te va la vida en ello y, ¿cómo le puedes pedir a un lector que poema tras poema le vaya la vida en su lectura? No, imposible, no es legítimo leer dos poemas seguidos si la vida te va en ello. Sería como llegar al segundo orgasmo sin haber culminado el primer orgasmo.

Por eso leer poesía es tan complicado. No se puede leer poesía de cualquier manera, ni en cualquier lugar, ni en cualquier situación. No, hay un método, hay un rito, hay unas reglas, unas reglas férreas, interiores y exteriores, fuera de ellas todo se deslegitimiza, todo se banaliza. Por eso la poesía es tan mala amiga del mercantilismo, de la estresada vida moderna.

Para leer poesía hay que poder decirle no a todo. No al tiempo, no al espacio, no a la gente, no al ruido, no a la velocidad, no a la planificación, no al futuro, no al pasado, al presente, a la familia, a los amigos, no al mercado. No a todo.

Leer poesía es como estar delante de un precipicio y saltar. Saltar y caer eternamente. Leer poesía es como morir. La muerte es una muy buena compañera de la poesía. Todo el mundo sabe que solo morimos una vez. ¿Cuál sería el poema que te gustaría que leyesen el día de tu muerte? No, hay tiempo para un poemario, mucho menos para una antología poética. Tienes que elegir UN POEMA.

La poesía y la muerte:

Vas a la ceremonia de despedida de un ser querido y lo último que esperas es que ese lugar y ese momento vayan a ser los adecuados para escuchar un poema.

Te sientas en tu banco, aprietas la mano de tu compañera.

La sala es blanca. Luminosa. La gente está en silencio. Se oyen algunos sollozos.

Tras unas breves palabras suena la música. Un poema musicado por Lluis Llach Viatge a Itaca . Por primera vez en tu vida visualizas la verdad de la poesía, la verdadera razón de ser de la poesía. Por primera vez comprendes la grandeza de su belleza y el peso de las palabras de un poema. El lugar exacto de EL POEMA, El POEMA pasa a ser el sujeto del homenaje porque El POEMA está en el lugar en el que debe estar: solo, en la cima de la montaña, derramando su significado y alimentando, en sus últimos momentos en la tierra, al ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: