Lunedi

ciudad_espacio

La crisis de las Islas de Bienestar.

Tras varios días sin encender el ordenador, siento un impulso que me fuerza a darle al botón de conexión.
Durante este tiempo que he estado desconectado no he dejado de pensar en una cuestión: ¿esa vida que inicié en el portal de La Crisis de las Islas de Bienestar habrá seguido su curso, o estará esperando a que yo vuelva a conectarme para seguir adelante.
Ésta, y la desaparición de mi amigo Réflect, es la razón última por la que sé que he conectado de nuevo el ordenador.
Ni tan siquiera me preocupo por los mensajes que pueda haber recibido.
Busco el código y entro en el portal La Crisis de las Islas de Bienestar

Sigo en caída libre. A lado de mí puedo ver como otros cuatro cuerpos me acompañan en la caída. A pesar de la velocidad logro reconocer a Brónic(SV)2. Me está haciendo una señal. Me indica que abra los brazos.
Los abro. El traje en el que estoy encorsetado parece estabilizarse con este movimiento. Se frena la caída. Los demás a mi lado también parecen suspendidos en el aire.
Brónic(SV)2 me señala un punto en el suelo. Se lanza en esa dirección. Imito sus movimientos y lo sigo. Justo antes de tocar tierra vuelve a abrir los brazos. Lentamente, aterrizamos en una zona desierta justo al lado de un gran edificio parcialmente derruido.
Oigo a Brónic(SV)2 por el intercomunicador hablar al resto de los componentes de la expedición.
– Doctora Prims, ¿todo en orden?
– El captador de esencias ha sufrido un ligero golpe en la caída, pero, nada importante. Ahora mismo estoy comprobando su funcionamiento.
– ¿Dolar X, Dolar Z?
– Aquí Dolar X. Todo está en orden.
– Aquí Dolar Z. Todo en orden.
– Doctor Kerk, cuando quiera puede iniciar el protocolo para establecer la base. El modulo, una vez le hayamos mandado nuestras coordenadas, descargará el resto del material.

Doy la orden para iniciar el protocolo. Los miembros del comando se quitan los cascos. Llamo a Brònic(SV)2. Antes de que pueda hablar con él, Dolar X y Dolar Z mi informan de que van a hacer una ronda de evaluación de imprevistos. La Doctora Prims también se interpone entre Brónic(SV)2 y yo. Me informa de que va a empezar con la instalación del laboratorio.
Por fin logro quedarme a solas con el androide. Antes de que pueda decir nada me dice:
– Debes centrarte en la misión, si llegas hasta el final obtendrás la respuesta que buscas.

Me siento agotado. Aprieto el ESC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: