Mercoledi

anne_sexton_1967_ejemplar_libro_vive_muere

Sigo recibiendo mensajes de mis amigos. Uno de ellos dice: no sé para qué perdemos el tiempo intentando encontrar, si después olvidamos lo que hemos encontrado.

Su comentario va acompañado de una frase: no puedo tolerar que dejes tu puerta cerrada.

Gracias a este comentario hice una canción.

Convertí la canción en un sueño y me desperté cuando sonó el despertador.

Otro mensaje, de otro amigo: voy a convertir las comas en bombas lapa que explotarán bajo tus ojos en cuanto las veas.

Sigo preparándome para el gran acontecimiento. Esta vez me veo a mí mismo como Frankestein yendo hacia tu casa escuchando La Decoración.

El último mensaje que recibo me advierte de lo siguiente: cuando pretendemos poseer algo perdemos la esencia de lo que nos ha llevado hacia ello. No mires las cosas más de una vez. Quédate con su reflejo. No dejes que aquello que fue bello se deshaga entre las manos dejándotelas sucias. De verdad, no lo hagas. Aunque yo lo he hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: